nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image

El Valle Sagrado

Explorando el Majestuoso Valle de los Incas

El valle sagrado de los Incas se encuentra a 15 km (9millas) al norte de la capital Inca del Cusco a 2,800 metros (9,186 pies). El valle sagrado fue una vez el punto principal del imperio Inca para la extracción de la riqueza natural, y una de las áreas más importantes para la producción de maíz en el Perú.

El Valle es bendecido con un excelente clima, tierras fértiles y las aguas del Rio Sagrado de los Incas, el Vilcanota (que en Quechua significa sagrado o maravilloso). En la ciudad de Urubamba, el Vilcanota es conocido como el rio Urubamba.

Tenemos que admirar las avanzadas técnicas agrícolas de los Incas y su sistema de andenería (terrazas): sistema de plataformas compuestas por grupos pequeños de tierras de cultivo, ordenados en forma de gradas en las colinas, donde se siembran los cultivos. Los valles eran también un lugar de culto a la Pachamama (madre tierra).

El Valle sagrado es un destino obligado en el Perú y se ha convertido en uno de los centros turísticos más importantes del país. Hay numerosas ruinas incas impresionantes, tales como Ollantaytambo, Pisaq y Moray. El Valle Sagrado también tiene dos de los mercados artesanales más importantes de la región de Cusco: Pisaq y Chinchero.

Ollantaytambo

Ollantaytambo es un atractivo pueblo situado al extremo occidental del Valle Sagrado ( alrededor de una hora y media en bus desde Cusco). El pueblo fue construido sobre los cimientos incas originales y es el mejor ejemplo existente de la planificación de los pueblos Inca, y el más “entretenido”. Los vuelos de las terrazas que llevan a la cima del pueblo son excelentes, así como las vistas del valle. Este complejo arqueológico fue una gigantesca fortaleza agrícola, administrativa, social, religiosa y militar en la era del Tahuantinsuyo (1300 – 1532 d.C.). Los españoles la llamaron la fortaleza de Ollantaytambo.

El origen del nombre es objeto de controversia. De acuerdo a la lengua Aymara, Ollantaytambo deriva del vocablo ulla-nta-wi, que significa lugar para mirar hacia abajo; la palabra tambo fue añadida posteriormente. En la lengua Quechua, el nombre se deriva de la palabra Ollanta (que es el nombre de un Capitán Inca) y la palabra tambo, una derivación española de la palabra quechua tampu, que significa ciudad que ofrece alojamiento, comida y comodidad a los viajeros.

Pisaq

Pisaq es una importante ruina Inca que contiene edificaciones militares, religiosas, y agrícolas.

La ciudadela Inca se encuentra a 32 km (20 millas) al noreste de Cusco, en el Valle Sagrado, a 2,950 metros (9,678 pies). De acuerdo a los historiadores, Pisaq defendió la entrada sur del Valle Sagrado, mientras que Choquequirao defendió la entrada oeste, y la fortaleza de Ollantaytambo la del norte. Pisaq controlaba la ruta que conectaba al Imperio Inca con el borde de la Selva Tropical.

Las ruinas de Pisaq se encuentran divididas en 4 partes: Pisaqa, Intihuatana, Callacasa (Q’allaqasa), y Kinchiracay, que se encuentran a diferentes alturas y separadas por terrazas agrícolas. Hay viviendas incas originales, patios, escalinatas, acueductos y túneles. Las subidas son divertidas y las vistas son pintorescas.

Pisaq deriva de la palabra Quechua “pisaq” o “p’isaqa”, que significa perdiz. De acuerdo con la arquitectura Inca tradicional, las ciudades fueron construidas basadas en figuras de diseños animales. Pisaq fue en forma de perdiz, como se puede deducir de su nombre.

Moray

Situado a 38 km (24 millas) al noreste de Cusco y a 7 km (4millas) al suroeste de Maras, encontramos a Moray. Moray es una palabra en Quechua y nombra a un territorio ocupado desde tiempos antiguos por las comunidades rurales de Mullak’as y Misminay. Se dice que la palabra Moray está conectada con la cosecha del maíz, llamada Aymoray o con May, que también fue llamada Aymoray, y de manera similar como la papa seca, que es Moraya o Moray.

El sitio contiene ruinas incas inusuales, en su mayoría consisten en enormes terrazas de depresiones circulares, la más grande de las cuales es de unos 30 metros de profundidad (98 pies). El propósito de estas depresiones es incierto, pero su profundidad y orientación con respecto al viento y al sol crea diferencias de temperatura tan grandes como 15°C (27°F) entre la cima y la parte inferior. Esta gran diferencia de temperatura era posiblemente usada por los incas para estudiar los efectos de las diferentes condiciones climáticas en los cultivos. En otras palabras, Moray fue tal vez una estación experimental agrícola inca.

El grupo arqueológico de Moray fue reconocido por  la expedición Shirppe Johnson en 1932 cuando volaba sobre la zona.

En septiembre, cientos de personas locales de las comunidades cercanas viajan a los andenes circulares de Moray para celebrar el Moray Raymi, o el festival del sol. La celebración incluye tradicionales danzas que celebran todo lo relacionado con la tierra: productividad, agricultura y ganadería.

Salineras de Maras

Situado a unos 3 km (1,9 millas) del rio Vilcanota, cerca del pueblo de Maras, las Salineras (minas de sal) de Maras son muy pintorescos. Aquí, la sal se extrae en terrazas de evaporación construidas a los lados de una colina.

Hay aproximadamente 3,000 piscinas en el sistema de terrazas, similares a las terrazas agrícolas. El tamaño de una sola piscina es de 5 metros cuadrados (58 pies cuadrados) en promedio. El proceso de la extracción de la sal funciona de una forma muy antigua: los locales llenan las piscinas de agua, luego las vacían; la pequeña cantidad de agua que queda en la piscina se deja que se evapore. Después de un mes de evaporación, una capa de sal seca permanece en el fondo, que luego se recoge. Los incas extraían la sal en este sitio hace cientos de años atrás, usando la misma técnica.

Find us on

We are part of