nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image nivo slider image

Puno y La Candelaria


Durante la mayor parte del año Puno, una ciudad al sur del Perú, es conocida como la puerta de entrada al Lago Titicaca. Pero en febrero de cada año (02 de febrero es el día principal de celebración), Puno se transforma en el lugar de la fiesta de la Virgen de la Candelaria, la patrona de Puno. Esta ciudad dedicada a estar al servicio de los turistas que vienen a visitar el lago Titicaca y las islas flotantes se transforman para esta celebración de la religiosidad peruana.

Visitamos Puno para nuestras vacaciones en el 2013, sin saber muy bien qué esperar y fuimos abrumados por la exuberancia de la fiesta. Durante tres días, la ciudad se llena de bailarines y músicos de todas partes de América del Sur para celebrar el símbolo cristiano de la Virgen María, con una combinación de colores y maravillosos trajes nativos, modernos y fantásticos desfilaban y bailaban por las calles. Desde las 6 am hasta bien entrada la noche, los bailarines y músicos desfilan por las calles siguiendo ninguna ruta discernible, realizando rutinas intrincadas o simplemente marchando al compás de la música, deteniéndose de vez en cuando para acceder al pedido de tomarse una foto por un espectador interesado.

Imagínese hombres marchando, vestidos con atuendos altiplánicos siguiendo el sonido de las “zampoñas y quenas” flautas típicas de estas tierras altas, seguidos por una banda de trompetas y al menos 8 bombos que junto a los tamborileros danzan y tocan con todas sus fuerzas y de manera incansable proporcionando la música para que mujeres hermosas vestidas con faldas muy cortas y de tacones altísimos robando suspiros, seguidas de un grupo de gorilas y caciques africanos acompañando la danza de hombres jóvenes que con botas altas cubiertas con campanas danzan vestidos de trajes satinados y brillantes.

Pueden adquirir sus entradas para las actuaciones en el estadio, pero la escena de la calle es más que suficiente. Seguimos a la música, deteniéndonos de vez en cuando para probar la comida de la calle, tomarnos fotos con los danzarines, comprar una botella de cerveza cuando se está sediento y comprar pétalos de flores para lanzar a los bailarines en la noche.

En el segundo día varias calles estaban decoradas con dibujos y por la noche la imagen de la Virgen es llevada desde la iglesia principal en marcha por las calles en una procesión solemne y gloriosa.

Si usted está pensando en asistir a esta festividad debe tener en cuenta varias cosas: en Puno es época invernal y para contrarrestar el  frío con la lluvia hay que vestir de forma abrigadora, el 2 de febrero es la mejor fecha; debe estar preparado para levantarse temprano e ir a la cama tarde, aunque la elección es suya si decide levantarse tarde o ir a la cama temprano, y no hay horario publicado de los acontecimientos; estar dispuesto a "ir con la corriente", bebiendo, cantando y bailando donde se presente la oportunidad.

Combine esto con una visita a las islas de los Uros y realmente va a tener una experiencia única.

Ellen Ellen

Find us on

We are part of